Psycho Ex

Image

@Danielrojop

La mayoría de las personas, han teni­do alguna relación que no termina bien por alguna de las partes y terminan con un o una psycho ex o terminan siéndo­lo, esto comienza en la relación en sí, cuando una de las dos partes tiene un mayor sentimiento a la otra, incluso hay quienes estaban en esa relación mucho antes que tú, es decir, cuando te han visto pasar, coinciden en muchos luga­res, quizás tu no le has visto, pero a esta persona le gustas, busca siempre la ma­nera de hablarte o que le notes y tras varios intentos fallidos en algún momen­to consigue llamar tu atención, salen, te gusta, te interesa, pero tú a tu date ya le gustabas desde antes, incluso hay quienes ya estaban enamorados antes de conocerte, aunque no supieras de su existencia.

En otro de los casos es cuando andas con alguien y siempre llegará el momen­to incomodo del “Te Amo”, y digo incó­modo porque por siempre lo dirá alguien primero, quizá tu no lo sientes aún, qui­zá fuiste tú quien lo dijo y te contestaron con un gracias yo también te quiero mu­cho, que no tiene el mismo significado.

Otro origen de estos especímenes es cuando conoces a alguien más y deci­des terminar tu relación, cuando sucede esto es más probable que tu ex se vuel­va súper psicópata, porque creerá que no lo hizo bien, y por ende puede echar­le más ganas y es en este punto donde todos los tipos de ex se juntan.

Primero dirá que pueden seguir siendo amigos, lo notarás muy normal ya que le tienes apreció y tal vez no quieras que se aleje de tu vida, pero esto en reali­dad, es porque quieren estar cerca de ti intentarán reconquistarte, se encon­traran causalmente, si causal de cau­sa, porque leerá tu Facebook, tus twitts, foursquare etc. Y sabe donde estás, y ocasionara un encuentro que pareciera coincidencia pero eso no pasa.

Puede que se convierta en tu paño de lágrimas y esto tiene un poco de más astucia, atacará al enemigo en este caso la nueva persona con quien sal­gas, te dirá que no es para ti, aumentará diez veces sus errores y minimizará sus aciertos, tendrás grados de confusión y no tendrás una relación estable hasta que te des cuenta que todo es por culpa de tu ex.

Existe también quien no entenderá que ya terminaron, actuará como si aún fue­ran pareja, te sigue dejando comments, mensajes, te llama, te pide que salgan, quiere seguir ahí y este incluso puede ser un sociópata, ya que al verte con al­guien más se tornará agresivo, porque en su mente, cree que le estas siendo infiel, pero no arremeterá contra ti, será con la otra persona.

Hay quienes te hablaran todos los días para decirte que te aman y pedir que regresen, por lo regular lo harán borra­chos, entraran a tu casa como rateros, y los encontraras ahí cuando despiertes.

Te chantajeará incluso con quitarse la vida ya que sin ti prefiere morir (este el más intenso de los casos) arruinará todo date que tengas. Tenemos que entender que estas personas no han superado la relación y se debe dar tiempo al tiempo aunque a mucha gente le va a tomar bastante tiempo, no regreses por lástima, o porque te está molestando, solo lograras que después de cada ruptura se vuelva mucho más difícil.

Lo más sano es detectar los focos rojos durante la relación, pero, ¿Cuáles son es­tos focos rojos?

Celos: a todos nos gusta que nos celen de vez en cuando, es natural, pero tam­bién es una señal de falta de confianza en ti y en su persona, cuando te pregun­tan con quién estabas o incluso se hacen historias cuando aún ni sales, “Seguro vas a poner el cuerno” es la más común de todas.

Acoso: Cuando andas con alguien es muy común que entras a sus redes so­ciales de vez en cuando a ver sus fotos y suspirar un rato, pero cuando empieza a comentar sobre lo que alguien te escribe o te dice, ten cuidado que la relación se pondrá fea y mucho.

 

Posesión: Tu pareja se torna posesiva, no te deja salir solo, te exige hora de lle­gada, tienes que acompañarle a todos la­dos a donde vaya, te pide información de cómo, cuándo, dónde y con quién estas, se molesta si rompes los horarios, pero no es cualquier molestia, siempre termi­nará en una gran pelea.

Violencia: Bueno ya esto es un caso extremo, si existe violencia verbal o física y tu sigues en esa relación entonces el del problema eres tú.

Si has notado en tu pareja alguno de los puntos mencionados, entonces, es momento de que salgas corriendo, rápido y lejos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: